El día de la boda, la novia debe aparecer radiante y espectacular, ya que ella es la principal protagonista de este día.
Cada novia es diferente, todas son únicas, pero todas quieren disfrutar de su momento.

Hay muchos preparativos y nervios antes de la boda, por eso te recomendamos que cuides tu aspecto, tanto de tu piel como de tu pelo un poco antes al momento del enlace.
Diferentes tratamientos faciales, masajes, aromaterapia, etc, te ayudarán a relajarte y estar más bella en tu día.

Por ejemplo, un mes antes de la boda empieza con las pruebas de maquillaje y peinados, teniendo en cuenta el tipo o estilo de vestido que has elegido.

El vestido de novia

El vestido de la novia es lo que más va a llamar la atención de la figura principal.
Aquí te dejamos algunos consejos y observaciones que te pueden ayudar a elegir tu modelo en función de tus características.
Esperamos que te sean útiles!!

el-vestido-de-novia

Si se trata de novias delgadas, es recomendable la utilización de pliegues, con recogidos o drapeados en el vestido. También son favorecedores los grandes lazos y las faldas amplias. Las telas que mejor sientan son las pesadas, como por ejemplo el tafetán o el satín. Hay que tratar de evitar los escotes muy profundos, mejor optar por escotes sencillos con aros y tirantes.
Las mangas deben ser anchas o amplias, con algún detalle voluminoso.

Si la novia es alta lo más favorecedor serán vestidos tipo túnica, con hombros al descubierto. También sienta bien algún cambio de color en el vestido. Los escotes, cuadrados o redondos.

Casi de forma universal, la novia utiliza el color blanco como símbolo de pureza y romanticismo, con ello además se intenta realzar la inocencia, la feminidad y la belleza.
Actualmente la pureza del color blanco permanece, aunque también se han ido incorporando otros colores a la gama de vestidos de novia como son el beige, el gris claro, el perla, el marfil, etc.

Para el vestido de la novia no existen una reglas determinadas. De hecho, habrá que tener en cuenta diversos factores a la hora de elegir el vestido, tales como el clima y la hora, la personalidad de la novia, las últimas tendencias.

Existen también multitud de materiales y tejidos para confeccionar esta prenda, así que la diversidad está asegurada.

El maquillaje de la novia

Quince días antes de la boda es recomendable realizar una limpieza de la piel ya que esto facilitará la penetración de los productos que se utilizarán después.
La limpieza es casi imprescindible para que el maquillaje aparezca perfecto sobre nuestra piel.

el-maquillaje-de-la-novia
Para mantener la piel cuidada y reluciente hasta el día de la boda es aconsejable utilizar productos de limpieza adaptados a las características de cada piel.
La aplicación de una mascarilla durante las semanas previas a la boda aportará luminosidad y equilibrio a nuestro cutis.

El maquillaje de la novia es algo que no se debe descuidar. Es fundamental que la novia se sienta cómoda con el maquillaje y para ello se deben elegir colores naturales y favorecedores que armonicen con la personalidad de la novia. Además, se debe tener en cuanta la forma y estilo del vestido.

El maquillaje es muy importante para la novia ya que si es demasiado recargado o la novia no se reconoce podría arruinar este día tan importante.
Nosotros te recomendamos utilizar los tonos con los que estés acostumbrada, y se los hagas saber a la persona que te va a maquillar ese día, aunque con las pruebas de maquillaje siempre te puedes atrever a cambiar algo para resaltar tu belleza.

En cuanto a la prueba o pruebas, normalmente aconsejamos que se realicen con un mes de antelación aproximadamente.

El maquillaje de la novia debe tener unas características básicas:
Debe transmitir sencillez y armonía con el resto de vestuario y accesorios para así disimular los defectos y resaltar las partes más bonitas de nuestro rostro.

Aunque normalmente el maquillaje de la novia lo hace algún experto en estética, nosotros te queremos dejar algunos consejos básicos útiles para mejorar tu aspecto el día de tu boda.
La clave de una buen maquillaje está en la base utilizada. Debe ser unificada y estar en armonía con el tono de tu piel. Hay que tener en cuenta que este maquillaje tiene que durar todo el día y estar perfecto para cada foto que se hace.

Peinados de novia

Para elegir bien el tipo de peinado que llevarás el día de tu boda es imprescindible conocer cómo será el vestido. Además siempre debes realizar una o más pruebas de peinado antes de la boda para evitar sorpresas de última hora.

peinado-de-la-novia

En estas pruebas deberás comentar al peluquero cómo es el vestido, si llevarás algún tocado o detalle en la cabeza, si prefieres un recogido, extensiones o tu melena suelta.

Los recogidos son muy utilizados ya que dejan el rostro al descubierto y porque pueden enmarcar las facciones con algunas mechas para acentuar los rasgos bellos y disimular las pequeñas imperfecciones. Con ellos además logramos que el vestido luzca en mayor medida.
Los moños se pueden hacer teniendo el pelo largo o corto.

Se trata de un cambio en lo diario y cotidiano que hará que estés diferente el día de tu boda.
La principal ventaja de este tipo de peinados es que con una buena sujeción, tu cabello no se moverá y permanecerá intacto durante todo el día y la noche.
Además, su amplia variedad te permitirá elegir aquel con el que encuentres más favorecida y cómoda.

El recogido puede ser para arriba si eres de poca altura ya que estiliza y te hace más alta. En estos casos además hay que tener en cuenta la altura del novio ya que será más estético que no seas más alta que él, siempre que sea posible, claro!!

También pueden ser bajos, en la nuca. Pueden llevar adornos, como en las fotos que te hemos puesto como ejemplos, etc.

Otra opción es llevar el pelo suelto, definido pero de forma natural. Es una opción para sentirte cómoda y libre en todos tus movimientos.
Cada novia es única, elige tu estilo y atrévete a probar!

Una semana antes del enlace los nervios están a flor de piel, así que te recomendamos relajación y unos últimos detalles a tener en cuenta, como definir el estilo de tu corte, realzar el color, cortar las puntas, etc, con el fin que el día de la boda tu cabello esté sano y luzca en perfectas condiciones.

Zapatos de novia

Los zapatos de la novia es otro de los factores importantes a tener en cuenta.
Se trata de un día muy largo, y más para tus pies que tendrán que caminar, posar y bailar durante mucho tiempo. Por eso es imprescindible estar cómoda y sin rozaduras que te amarguen la existencia.

Aunque lo ideal sería poder llevar un taconazo altísimo que nos estilice y nos convierta en las más hermosas, lo real es que debes buscar un tacón medio buscando comodidad.

zapatos-de-la-novia

El color de los zapatos debe ser el mismo que el del vestido, eso sí, pueden ser de piel o cuero o bien forrados con la misma tela.
En el caso de ser de piel, podrás tintarlos más tarde de otro color y aprovecharlos para ponertelos en cualquier fiesta

Si con cualquier zapato muchas veces lo utilizamos en casa antes de estrenarlos, en el caso de los zapatos de la novia es casi fundamental usarlos por lo menos dos veces antes de la boda para que nuestros pies se vayan acostumbrando y el zapato vaya cogiendo la forma de nuestros andares.

Para esto, te recomendamos que subas y bajes escaleras con ellos y que andes un poco de puntillas para hacerlos más flexibles.

Siempre recomendamos también utilizarlos con medias para evitar posibles rozaduras y ampollas. si por algunos factores como el clima no vas a utilizar medias, existen una especie de media que cubre solo la planta y cuidan del pie, además de ser invisibles.

Para la prueba del vestido es mejor si vas con los zapatos definitivos ya que así el largo se te podrá ajustar a la perfección, además de ver el efecto en su conjunto.

Por último, aún siguiendo estos consejos, es posible que del roce del zapato te salga alguna pequeña herida. Asegúrate que alguien de tu entorno lleva tiritas o similares para estos casos. Nunca estarán de más.

Complemetos de la novia

Lencería de la Novia

Para las pruebas del vestido es importante llevar la ropa interior que vas a usar el día de la boda para que se adapte al vestido y puedas comprobar su comodidad. Por tanto, es una de las primeras cosas que tienes que buscar y comprar.

Las medias deben de ser de buena calidad para evitar que salgan carreras y se vean en el momento de enseñar la liga o algo por el estilo. Además, serán de color blanco, con su respectivo liguero.

Al escoger la lencería la novia debe prestar especial cuidado para que no le marque el cuerpo, y que la parte superior del body ó brassier le den una muy bonita forma al busto.
La liga es una prenda dentro de la lencería que no debe faltar nunca en una novia.
Si el vestido elegido es escotado por el delante o por detrás, hay que intentar que las tiras del brassier no se vean, por lo que te recomendamos un sujetador sin tiras o con tiras cruzadas.

El velo de la novia

Es una prenda opcional, que depende de las preferencias de la novia. Puede ser largo o corto y además la novia puede entrar a la ceremonia velada o no.

Es importante tenerlo en cuenta en el presupuesto ya que no suele ir incluido en el precio del vestido.

el velo para la boda
Si escogemos un velo largo, deberemos poder quitarlo después para que no resulte molesto.

fotos de vestidos de novia con velo.
Otros complementos que definirán la personalidad de cada novia son la cola del vestido, la utilización de guantes, el tocado del peinado, las joyas elegidas, etc.

El Ramo de Flores

El ramo de la novia debe ser elegido por ella misma, teniendo en cuenta sus gustos, su altura y el estilo de su traje de novia.
Por esto mismo no existen normas o reglas a la hora de montar el ramo.

Aún así, debemos decir que los colores más empleados en este tipo de ramos suelen ser los colores o tonos suaves tipo crema, salmón o el blanco. Lo más importante y diríamos casi imprescindible es elegir un tipo de flor y dotarle de mucho protagonismo, sin añadir casi verde. Además la elegancia natural se transmite con tonos crudos y flores campestres.
Para novias divertidas o bodas en invierno lo más recomendable son los ramos informales de aspecto desenfadado, utilizando colores fuertes como los naranjas, los rosas, el burdeos, etc, mezclado todocon mucho verde.

ramo-de-la-novia

Para las novias más clásicas las orquídeas en tonos crema son una buena opción, así como las clásicas rosas blancas muy abiertas. Otra opción podrían ser los nardos blancos.

La envergadura de la novia también es un factor fundamental en la elección de su ramo.
Por ejemplo, una novia pequeña, de poca altura, deberá llevar un ramo más recogido, no demasiado grande para no ser desplazada por la importancia o envergadura de las flores. Mientras que una novia alta puede llevar un ramo con mayor volumen.

Además de esto, tenemos la posibilidad de elegir la forma que queremos que tenga el ramo, ya sea redondeado, en forma alargada, etc.
El bouquet redondo es el más cómodo para manejar a lo largo del día.

Si utilizamos conseguiremos un aire más romántico, aunque también obligarán a la novia a estar más pendiente de su ramo.

Aunque el día de la boda la imagen es importante y no hay que descuidar la comodidad y manejo del ramo para permitir la movilidad y soltura de la novia.
Como conclusión queremos recomendarte también acudir a diferentes floristerías, buscar y comparar para encontrar tu estilo y tu presupuesto ideal.